El bioetanol es un alcohol producido a partir de productos agrícolas como el maíz, sorgo, patatas, trigo, caña de azúcar, e incluso biomasa. Utilizado como combustible, es una fuente de energía ecológica que va ganando adeptos cada año en todo el mundo, sobre todo ante el fin cada vez más cercano del petróleo o el gas natural.

Las ventajas medioambientales y económicas de este combustible renovable son evidentes, puesto que reduce la dependencia de los combustibles fósiles; es fácil de producir, almacenar, y disminuye la contaminación ambiental.bioetanol

Su uso sigue incrementándose. Brasil es el mayor productor y consumidor mundial de bioetanol como combustible. Desde los años 80, ha desarrollado una extensa industria doméstica, produciendo anualmente unos 15 millones de m³. Por su parte, Estados Unidos también es otro gran consumidor, hasta el punto de que algunas fuentes apuntan a que se convertirá en el primer productor mundial. El bio-etanol de EEUU se fabrica principalmente con maíz, mientras que el de Brasil se hace con caña de azúcar.

El desarrollo de la tecnología también es un factor importante en la extensión del bio-etanol, puesto que podría contribuir a mejorar en poco tiempo el balance energético. Algunos científicos relacionan a este combustible con el hidrógeno como una fuente energética para un futuro cercano. Otros investigadores hablan de peculiares sistemas como el del premio nobel Steven Chu, que planea imitar el eficiente modo en que las termitas convierten la celulosa en etanol.